Campamento de Verano

GUADARRAMA (MADRID)

viernes, 24 de julio de 2015

¡Fotos 2015!

En septiembre, pregunta a la religiosa responsable de tu cole cómo conseguir todas las fotos del Campamento de Verano 2015. Hay muchas más fotos de las que hemos puesto en el blog. No te lo pierdas y disfrútalas para siempre.

¡EL REENCUENTRO!

¡Buenos días! Amanecemos en el día con más emociones de toda nuestra aventura.
Debemos darnos prisa, desayunar, arreglar nuestras tiendas y estar preparados para todo lo que hoy nos espera.
Elevamos nuestra oración pidiendo por todas aquellas personas que sufren a nuestro alrededor. Señor, ayúdanos a que siempre tengamos esa mano atenta que ponga vida a tu mandamiento de amor.












Hoy celebramos la final de nuestro campeonato deportivo. ¡A por todas!


















Ya terminado el campeonato nos merecemos un poco de... PISCINA. Los afortunados que hoy disfrutan de las piraguas son los ganadores de las distintas modalidades de nuestro concurso de habilidades: mejor tienda de campaña en orden y limpieza, grupo más alegre y los ganadores de fútbol, baloncesto y voleibol.






























Nuestro almuerzo compartido de hoy se convierte en especial, ya va terminando nuestra aventura...





Tras un buen descanso nos ponemos en marcha. Mo aparece desesperado, cree haber encontrado la solución definitiva, será él quien escriba un nuevo final de Corazón de Tinta para poder reunir a Resa y así cambiar el que hace a Capricornio dueño de todo. Nos pide que le ayudemos a encontrar los elementos que necesita para hacerlo: papel, pluma y tintero.
Nos reunimos por grupos para buscarlos.
Con los elementos para reescribir el final de Corazón de Tinta hemos compartido cómo somos, cómo nos sentimos, qué descubrimos o hemos descubierto en el/la otro/a durante esta aventura. No olvidamos las palabras que resuenan en nuestro corazón durante la dinámica "Eres precioso a mis ojos, y yo te amo"...





































Nos dirigimos a un lugar misterioso que no conocemos...
Una vez allí aparece Capricornio junto a Maggie y Resa.
Maggie empieza a leer el libro amenazada por Capricornio, de no hacerlo,Resa, su madre, perdería la vida. Creíamos que todo estaba ya perdido cuando aparece Mo y en un forcejeo con Capricornio por llegar a su familia le lanza a su hija Maggie una pluma para que escriba el final feliz de nuestra historia. En el forcejeo de Capricornio y Mo, y sin tener papel, Maggie comienza a escribir en el brazo el final que todos estábamos esperando... al mismo tiempo que lo escribe lo lee y todo va volviendo a la normalidad. Capricornio desaparece para siempre y Mo, junto con Resa y Maggie nos agradecen todo lo que hemos trabajado para conseguir que hoy, al fin, puedan volver a estar juntos... todo quedó ya en un mal sueño.
Agradecemos a Dios nuestra aventura y somos enviados/as por nuestros/as monitores/as a cambiar nuestra historia allí donde nos encontremos, en nuestros lugares de origen... el Evangelio se nos regala hoy como oportunidad para poder ser mejores e intentar, con nuestro compromiso, cambiar el rumbo de la historia, al igual que lo hemos ido haciendo durante toda la aventura.




















































Al terminar y tras la entrega de diplomas y reconocimientos... ¡¡MÚSICA!! Nos vamos a "descansar", o eso pretendemos...


























A todos/as los que nos hemos sentido unidos en esta aventura, aquí o allí... cerca o lejos...

Nada de lo que hacemos cae en tierra seca, lo que hacemos condiciona nuestra vida y la de los/as que nos rodean. Sigamos viviendo desde ese corazón que sólo rebosa amor, y demos en cada momento lo mejor de nosotros/as mismos/as. Comprometámonos como cristianos/as a construir constantemente el Reino, allí donde estemos y con quien estemos... El amor suma amor y ese debe ser el motor que mueva nuestros pasos.
¿Preparado/a? Es tu momento, está en tus manos, sólo debes recordar siempre que... "el compromiso, tu compromiso, cambia el rumbo de la historia".

¡Gracias a todos/as por compartir esta aventura! Nos vemos pronto...